Buscar
  • Shahla Sousa

Beneficios de la Danza del Vientre

En esta danza tan antigua, el vientre se convierte en la parte más importante del cuerpo ya que lo que más se trabaja es la musculatura y flexibilidad de la zona abdominal, lumbar y pélvica.


Uno de sus mayores beneficios, y por el que es más conocido, es que tonifica el suelo pélvico, fortalece nuestros abdominales y consigue que nuestros órganos se encuentren mejor protegidos y funcionen correctamente. Esto contribuye un beneficio en aquellas personas con problemas de peso, estreñimiento, menstruación o parto (en el caso de la mujer). Ayuda activamente a mejorar el tránsito intestinal y a relajar y tonificar la musculatura que rodea al útero.


La danza del vientre también se recomienda en el tratamiento de disfunciones sexuales como la falta de libido, vaginismo, anorgasmia y hasta puede ayudar a evitar los síntomas de la menopausia. La danza del vientre se recomienda para el tratamiento de varias disfunciones sexuales.


Sus movimientos suaves que refuerzan el trabajo por separado de los diferentes músculos del cuerpo hace que este baile ayude a reducir la tensión muscular y la rigidez. Cuando tenemos un control total de nuestro cuerpo somos conscientes de nuestros músculos y podemos mejorar el movimiento y la coordinación de estos.


Esto también proporciona una corrección postural ya que las caderas influyen en la postura de la columna, y esto nos permite ser conscientes de cómo tenemos la columna en los distintos momentos del día pudiendo corregirla al permitirnos encontrar nuestro eje y equilibrio de una forma natural. De esta forma podemos evitar problemas de espalda y artrosis, sobre todo en aquellos casos en los trabajamos sentados la mayor parte del día.


Como cualquier otro ejercicio o deporte, la danza del vientre también es un gran aliado a la hora de quemar calorías y si queremos adelgazar. Este baile ayuda a quemar alrededor de 300 calorías por hora, ante esto es por lo que se considera un deporte perfecto para perder peso, tonificar los músculos y las articulaciones y, además es una disciplina en la que la mente también tiene un trabajo muy importante. De ahí que la danza del vientre sea uno de los ejercicios más completos que hay y a la vez más divertidos.


Además de sus beneficios físicos, también proporciona beneficios emocionales, mejorando la autoestima de aquel que lo practica. La danza del vientre nos ayuda a conectar con nuestro cuerpo, aceptarlo y olvidarnos de nuestros complejos e inseguridades, como la timidez, permitiendo a uno sentirse a gusto consigo mismo a través de la ejercitación y tonificación de todo el cuerpo.


La danza oriental trae con su práctica multitud de beneficios físicos y emocionales, pero sólo hay una forma de comprobarlo y es empezar a bailar y para ello da igual tu edad, da igual la forma de tu cuerpo. Tan solo baila.

37 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo